Diez características de un MAL líder

Diez características de un MAL líder

El liderazgo se suele confundir con asumir un alto cargo directivo, sin embargo, es más que eso. Debido a lo anterior te dejamos las diez características con las que cuentan los malos líderes para que no caigas en ellos. Recuerda que el líder no sólo nada, se hace y es una práctica de todos los días.

  1. Falta de capacidad para organizar detalles: Todo buen líder debe saber organizar y dominar todo tipo de detalles. Cuando un líder se presenta como demasiado ocupado para atender a planes o emergencias está admitiendo también su falta de eficiencia.
  2. Poca voluntad de prestar un servicio humilde: Un buen líder debe ser capaz de ejecutar cualquier tipo de trabajo que exigiría a otro. El buen líder no solamente es un ejemplo a seguir; sino también es una fuente de conocimientos a adquirir por otros.
  3. No entiende que su liderazgo no se basa en lo que sabe, sino en lo que hace con lo que sabe: El mundo está lleno de personas totalmente inteligentes y llenas de conocimientos; pero aquellos líderes verdaderos son los que fueron capaces de utilizar todos esos conocimientos y hacer algo con ellos.
  4. Temor a la competencia de los seguidores: Un líder que tema que en algún momento alguno de sus seguidores pueda ocupar su cargo, tendrá por seguro, que en alguna ocasión esto suceda.

Un buen líder sabe aumentar la eficiencia de los demás para inducirlos a rendir más; sin tener miedo de que generar eso se convierta en un peligro, de lo contrario no estaría realizando bien su función de líder.

  1. Falta de imaginación: Sin imaginación todo líder es incapaz de generar planes de acción o hacer frente a las emergencias que puedan guiar de forma eficaz a los seguidores.
  2. Egoísmo: Un líder que reclame para sí mismo todos los honores del trabajo de sus seguidores, puede estar seguro que en algún momento se encontrará con un resentimiento constante por parte de ellos.
  3. Intemperancia: Esto significa que aquel líder que rompa el temperamento por cualquier razón termina generando un descontento en los demás. A nadie le gusta la gente sumamente ansiosa; que pierde de nada el temperamento o que sofoca a las personas. Simplemente para ser un buen líder hay que controlar demasiado bien esto.
  4. Deslealtad: Cualquier líder que no sea fiel a la confianza que depositan en él sus seguidores, no va a durar mucho como líder.
  5. Énfasis de la autoridad del liderazgo: Cualquier líder que use su posición y abuse de la misma por medió del énfasis de su autoridad, está dejando de ser líder para convertirse en dictador.
  6. Énfasis en el título: Un líder competente no requiere ningún título que le gane el respeto de sus seguidores. Aquella persona que siempre recalca de sobremanera esto es porque no tiene mucho más por decir.

Con información de Mariano Cabrera.

 

Free WordPress Themes, Free Android Games